Te damos la bienvenida al minicurso de Mindfulness para el Cambio



Recibirás información valiosa
a nivel teórico y 8 ejercicios prácticos para desarrollar todas las semanas.

¿Qué es el Mindfulness?

Mindfulness es la energía de ser consciente y estar despierto al momento presente. Es la práctica continua de tocar la vida profundamente en cada momento de las actividades cotidianas. Ser consciente es estar verdaderamente vivo, presente, con uno mismo, con los que te rodean y con lo que estás haciendo.

El Mindfulness

puede considerarse un estilo de vida que incluye la práctica de la meditación. Aunque muchas personas practican meditación, algunas veces se presenta como un concepto equívoco, por lo cual antes de hablar del Mindfulness queremos aclarar qué es la meditación.

La Meditación

es una actividad en la que se busca lograr un estado de atención y concentración centrada en una sensación, emoción, pensamiento, un objeto, o la concentración propiamente dicha. Este estado se logra en el aquí y el ahora, es decir en el momento presente y tiene como objetivo liberar la mente de pensamientos sobre el pasado y futuro, así como aquellos que son nocivos y repetitivos.


El Mindfulness

se usa para entrenar la mente para que viva más tiempo en el presente, que es donde realmente se encuentra la paz, el amor y la felicidad.

La práctica

del mindfulness trabaja con habilidades que todos poseemos y que pueden ser desarrolladas y mejoradas. Todos podemos vivir nuestra vida con mayor presencia, dedicación, claridad, actitud positiva y resiliencia.

Neurociencia aplicada al Mindfulness


Si bien durante muchos años pensábamos que éramos sólo víctimas de nuestra herencia fisiológica y que no existía ninguna manera de influir en ella, ahora poseemos evidencia científica de que esto no es cierto.

Las más recientes tecnologías de escaneo cerebral y neurofeedback revelan que el mindfulness puede cambiar la comunicación e interacción entre diferentes regiones del cerebro, mejorar sus funciones e incluso crear nuevas neuronas (neurogénesis). Mientras que la práctica continuada de la atención plena permite que nuestro cerebro cambie –lo que los expertos han llamado neuroplasticidad-, un estilo de vida poco estimulante genera el efecto opuesto que conocemos como neurorigidez.


¿Cómo calma el mindfulness un cerebro ansioso?

 

El Dr. David Creswell de la Universidad Carnegie Mellon se hizo esta misma pregunta y realizó un estudio en el que los participantes, personas en situación de desempleo con elevados niveles de estrés y ansiedad, aprendieron las bases de la práctica del mindfulness o atención plena durante 6 semanas.

Los resultados son impactantes:

 

Regulación de las emociones

Capacidad de afrontar el estrés

Mejora de la salud física y mental.

 

Los estudios de la eminente neurocientífica Sara Lazar, de los que se han hecho eco prestigiosas publicaciones como Scientific American, muestran que la práctica continuada del mindfulness transforma la amígdala, e incluso llega a provocar que se vuelva más pequeña.
Esta región del cerebro, además de estar involucrada en las respuestas fisiológicas derivadas del miedo y la detección de peligros, es parte del cerebro emocional y participa en la respuesta de lucha o huida (sistema nervioso simpático), el mecanismo por el cual nuestro cuerpo libera hormonas del estrés. Esto es especialmente relevante porque una amígdala calmada permite que las funciones cerebrales superiores aumenten (corteza pre-frontal o neocórtex) mientras que las respuestas automáticas de los cerebros límbico y reptiliano son reguladas.


 

Es decir, la práctica de la atención plena favorece respuestas más reflexivas –lo que llamamos claridad mental- e inhibe respuestas cerebrales arcaicas.

Fuente: Psyciencia – Psicologia y Mente

Fuente: Curso Mindfulness – Mindful Change

 

Si estás interesado en profundizar en la práctica de la Atención Plena, Yourz te brinda la oportunidad de integrar la capacidad Mindfulness en tu vida personal con el Programa de Entrenamiento en Mindfulness, Mindful Change (MC)




Este programa está destinado a aquellas personas que tienen interés en mejorar su calidad de vida. A lo largo de las nueve sesiones, podrás experimentar con distintas técnicas que te ayudarán a conectar contigo mismo, reducir el estrés, lograr el equilibrio emocional y mejorar tu atención, concentración y productividad.


Asimismo, tendrás la ocasión de asistir a un día de retiro en el que podrás beneficiarte de una sesión intensiva de 6 horas. Todo esto, de la mano de un equipo de profesionales con amplia experiencia en el entrenamiento de Mindfulness.


Este programa es de tipo experiencial y la metodología ha sido pensada para que puedas aprovechar el contenido de la mejor manera, con prácticas simples integradas, para que apliques los ejercicios en cualquier actividad de tu vida cotidiana. En definitiva, con este entrenamiento mejorarás tu capacidad de comunicación y escucha activa, tu inteligencia emocional y, en general, tu bienestar.

Prácticas por semana